Soy de izquierdas y no pienso votar a Podemos en Mataró

Soy de izquierdas desde el día que tengo uso de razón, y llevo tiempo preguntándome qué les pasa a Podemos e ICV. Pero la conclusión de la situación la tengo muy clara.

Soy de izquierdas y no pienso votar a Podemos en Mataró.

Hace pocos días hemos visto el último movimiento táctico que han planificado conjuntamente ICV y Podemos. O lo que es lo mismo, Mataró en Comú, que supongo que en breve veremos su aparición en nuestra ciudad.

Sarai Martínez, hasta hace poco concejala de VOLEMataró, se ha pasado a no adscrita igual que lo hizo en su momento Anna Caballero.

Parece que el objetivo de las personas que dirigen ICV y Podemos es atacar a sus aliados naturales, como tendría que ser VOLEMataró, el único partido claramente de izquierdas que queda en el pleno del ayuntamiento.

En lugar de tender puentes y crear una mayoría de izquierdas en Mataró, que debería ser imprescindible teniendo en cuenta la situación que padecemos (paro, una renta per cápita inferior a la media de Cataluña, desahucios que parecen no tener fin, una ciudad sucia…), resulta que Podemos e ICV se han marcado otros objetivos muy distintos a ayudarnos a los mataronins y mataronines.

ICV y Podemos parecen más preocupados en destruir que en construir. Se niegan a crear vínculos y relaciones con VOLEMataró para tener la fuerza para que una mayoría de izquierdas asuma el gobierno de Mataró.

Estos dos partidos, aunque se parecen más a empresas de empleo, están encantados de pactar con el PSC, pero se niegan a ver una realidad evidente. El PSC de Mataró, con David Bote al frente, ha dejado de ser un partido en el que se pueda confiar para llevar adelante políticas sociales y de izquierdas.

¡Algo que parece no preocupar a Podemos e ICV! Por eso, siendo un votante de izquierdas, me niego a votar a Podemos.

El PSC en Mataró ha dado un claro giro a la derecha y por ello se siente más cómodo con el PP y Ciudadanos, tal y como ha demostrado en Badalona.

¿Han pactado ya PSC, PP y Ciudadanos para repartirse la ciudad de Mataró en mayo de 2019? No puedo pensar en un escenario peor para las personas trabajadoras, como somos la mayoría de ciudadanas y ciudadanos de esta ciudad.

¡Y Podemos, ICV y su nueva marca, Mataró en Comú prefieren sentarse con ellos!

El frente que tendría que crearse para combatir el pacto ya existente entre PSC, PP y Ciudadanos, tendría que ser VOLEMataró y Mataró en Comú (o el nombre que acaban pactando Podemos e ICV).

Pero esta alianza no será posible.

No porque VOLEMataró no quiera, porque ya ha demostrado en muchas ocasiones que su prioridad es un gobierno de izquierdas que haga políticas para que la gente tenga oportunidades, salidas y un futuro. El problema de esta alianza de izquierdas es Podemos e ICV. Su objetivo es ocupar alguna silla para poder tener un sueldo a fin de mes y que parte de ese dinero pase al partido.

Es decir, con el dinero público de Mataró pagaremos los sueldos de la gente que esté en Podemos Madrid o en ICV de Barcelona. ¿Y la gente de Mataró donde queda? En ningún sitio, porque eso no es lo importante. Lo más importante es el partido.

Podemos e ICV deben su lealtad a Barcelona y Madrid, no a Mataró. Y eso es un problema. Lo dijo la misma Sarai Martínez en el momento de dejar VOLEMataró, lo hace por lealtad a Podemos. Y por extensión, a ICV y Mataró en Comú.

No se puede ser leal a un partido político con intereses a nivel catalán y español y defender los intereses de la gente de Mataró. Es incompatible y está más que demostrado.

¿Cuándo Barcelona y Madrid manden una orden a Podemos, ICV o Mataró en Comú, a quién va a ser leales, al partido o a la gente de Mataró? Porque se pueden encontrar que la decisión del partido sea perjudicial para la ciudad: una inversión que es mejor hacerla fuera de Mataró, un colegio que es mejor no construir en Mataró, unas ayudas que es mejor destinarlas en otro sitio que no sea Mataró… ¿Cómo van a defender la situación? Pues diciendo lo mismo que les dirán desde Barcelona y Madrid.

Su lealtad es el partido, no la gente de Mataró. Por eso soy de izquierdas y no pienso votar a Podemos.

La única salida que tenemos las personas que votamos izquierda es VOLEMataró. Yo no sé el resto de la gente, pero yo necesito poder mirarme al espejo cuando me levanto por la mañana. Y esta es la única forma que tengo de hacerlo en mi ciudad.

Si deposito mi voto en alguien que debe su lealtad a otros intereses que no sea Mataró y su gente, seré cómplice de los destrozos que hagan en la ciudad. Por eso no pienso votar a Podemos en Mataró.

Antonio Blázquez